Skip to content

7 consejos para mejorar el SEO de tu e-commerce 

¿Vendes productos o servicios a través de una tienda online? ¡Necesitas estos consejos SEO!

Un e-commerce es uno de los sitios más complejos para diseñar. Esto implica que, a la hora de plantear una estrategia de posicionamiento SEO, tengas que implementar otro tipo de criterios si quieres conseguir buenos resultados. 

En nuestro Blog del Consultor SEO podrás encontrar mucha información sobre los aspectos básicos del posicionamiento web para cualquier tipo de estrategia. Estos te ayudarán a entender los criterios del buscador que hacen que tu sitio suba en el ranking.  

Alan Kent explica cómo optimizar el SEO de tu e-commerce

SEO para tiendas online 

La optimización para e-commerce cuenta con algunas particularidades en comparación con sitios más sencillos como una web institucional o un blog. El objetivo de posicionar un blog en los buscadores es generar más tráfico para dar a conocer tu marca o tu proyecto. Esto significa que mientras más gente llegue al sitio, más exitosa será tu estrategia. 

Una tienda online, por otro lado, es un sitio destinado a vender tus productos. Esto significa que es mejor tener un público reducido que compre en lugar de muchos usuarios que ingresen al sitio y se vayan. Esta premisa significa un gran cambio con respecto a los lineamientos SEO más habituales que ya hemos tratado en este blog. 

Conocer tu objetivo es la clave 

Al posicionar tu e-commerce en buscadores, tendrás que enfocar tus acciones en productos individuales. Esto implica que será una gran cantidad de páginas para posicionar. Si quieres alcanzar tus objetivos por medio de optimización SEO, tendrás que establecer una escala de prioridad, para dar visibilidad a los productos que deseas vender primero ¿Quieres promocionar productos de venta rápida para que los clientes vuelvan pronto a la tienda o quieres vender productos más costosos? 

Cada e-commerce es único y las respuestas serán variables en función de lo que necesites. 

1. Identifica y corrige los problemas técnicos 

Los aspectos técnicos son lo primero que debes corregir para que tu web empiece a escalar posiciones en los buscadores. Existen una serie de criterios que tu web debe cumplir para que sea considerado en primer lugar. Este tipo de problemas se pueden identificar usando la herramienta Google Search Console. Aquí encontrarás una gran cantidad de información y consejos. Entre estos criterios, uno de los más importantes es el uso de datos estructurados. 

Los datos estructurados son un elemento básico del posicionamiento SEO, ya que ayuda a que el robot de Google pueda entender mejor de qué tratan tus contenidos y cómo responden a las solicitudes de los usuarios.   

Es importante que los enlaces de cada producto tengan información específica sobre el artículo, el modelo, el color, etc. Deberías tener enlaces para cada modelo y color para que el enlace responda de manera precisa a la solicitud del usuario y el buscador considere que la página es relevante. 

2. Calidad de contenidos 

Los contenidos digitales han sido desde siempre la base de todo trabajo de optimización para motores de búsqueda. Todo el texto de tu web tiene que estar bien fundamentado según tu estrategia SEO. Tiene que ser descriptivo, preciso, atractivo y dinámico para captar la atención del usuario y que los motores de búsqueda entiendan exactamente de qué estás hablando. 

En el reporte de rendimiento de Google Search Console podrás encontrar información sobre cada página de tu sitio y cómo se comporta en el buscador. Puedes usar estos datos para saber qué estás haciendo bien y qué podrías mejorar. También puedes usar el propio buscador para ver cuáles son los sitios que posicionan primero para las mismas palabras clave que estás intentando usar. 

Si tus productos están compitiendo con los de otra tienda, deberías revisar (además de los aspectos técnicos) las descripciones de tus artículos. Es esencial que escribas cada descripción de cada producto de tu tienda y que te asegures de que sea original y aporte toda la información que el usuario y los buscadores necesitan conocer. Nunca copies y pegues descripciones de productos, porque no sólo es una práctica cuestionable, sino que puede generar penalizaciones por contenido duplicado. 

También asegúrate de crear una estructura eficiente para que los usuarios puedan llegar fácilmente a la información que necesitan, como reseñas, categorías y productos promocionales. Procura encontrar una voz única y distintiva para tu e-commerce. 

3. SEO para variantes de productos 

Los productos variables son aquellos que cuentan con diferentes modelos para un mismo artículo. Si tienes una tienda de ropa, debes contar con una URL diferente para cada variante. Si ofreces la misma playera en color negro y color rojo, cada una de estas variantes debe contar con una URL. 

También deberías especificar las variantes en la descripción del producto, incluyendo un texto que, por ejemplo, diga “este artículo está disponible en negro y en rojo”. Esto ayudará a que el buscador entienda mejor lo que ofreces y pueda mostrar la página en las búsquedas más apropiadas.  

En Google Search Console dispones de la herramienta de inspección de URL que te permite revisar cada página individualmente e identificar problemas y posibles soluciones de manera eficiente. 

4. Reutiliza las URL para promociones 

Cuando ofreces promociones por eventos, asegúrate de usar siempre la misma URL en lugar de crear una nueva cada vez que lances una nueva promoción. Por ejemplo: si estás apunto de crear una oferta para el día de las madres, reutiliza la URL del año anterior en lugar de crear una página totalmente nueva y esperar a que el buscador pueda indexarla.  

De esta manera, la página ya estará indexada y en cuanto la actualices, aparecerá cuando coincide con una solicitud de los usuarios. Para que esto funcione, nunca pongas el año ni fechas específicas en la URL. Puedes crear páginas para cada oferta por evento y usarlas en cada momento del año, siempre haciendo referencia al evento y no al año corriente. 

5. Trabaja en el rendimiento del sitio 

Hay un objetivo de primera importancia que siempre debes tener presente cada vez que implementes cualquier acción para mejorar el SEO de tu web: el rendimiento. Tu web debe ser veloz, debe responder instantáneamente a todas las solicitudes del usuario, para que este se lleve una buena experiencia y se quede y, a la larga, elija regresar.  

Los parámetros para medir la experiencia del usuario en tu web están reunidos en lo que Google ha llamado “Experiencia de Página de Google”.  

Para conocer el rendimiento de tu web y obtener datos de la experiencia de los usuarios al navegar por ella, puedes usar la herramienta Pagespeed Insights, la cuál te ofrece una calificación que va del uno al cien y te brinda detalles sobre cada uno de los elementos que pueden estar generando problemas en el rendimiento. Así puedes corregir cada problema individualmente y tener un control preciso de todo lo que sucede. 

Seguir estos criterios y tener una buena calificación te ayudará a impulsarte rápidamente en los resultados de las búsquedas orgánicas. 

6. Sé paciente 

Siempre es menester recordar que el posicionamiento SEO es un trabajo que cosecha sus frutos con el tiempo. Ver cambios en el posicionamiento de tu web puede llegar a llevar varios meses. Mientras tanto, puedes ir trabajando otros canales para captar tráfico y reforzar tus estrategias.  

Mantén una actividad consistente en tus redes sociales, inicia una campaña sencilla en Google Ads, registra tus datos en Google My Bussiness. Puedes ayudar a acelerar el proceso mediante acciones simples y estarás ganando visibilidad para tu marca incluso antes de que hayas puesto a andar tu sitio web.  

7. Llama a un experto 

En Nomlogo contamos con un equipo de profesionales siempre dispuestos a darte una mano con tu web. Podemos ayudarte a posicionarte en el buscador, brindarte soporte técnico y más. Accede ahora mismo a nuestro servicio de asesoría gratuita y habla con un experto.  

¡Ponte en contacto ahora!