Contratar un diseñador gráfico para crear el logo que identifique tu negocio

El logo forma parte de nuestra vida diaria, nos sirve para identificar lo que somos, lo que hacemos, y sobre todo para ser recordados por la mente consumidora.

Para un negocio es fundamental labrar su futuro y su trabajo realizado acabe siendo una gran inversión, ayudando en el futuro. Es por eso que la responsabilidad y los servicios de un diseñador de logotipos tiene gran parte del protagonismo.

Un logo permite unificar nuestro negocio y todas las acciones que se hacen en único símbolo gráfico para que cualquiera pueda identificar fácilmente, ser recordado y construir un concepto sobre nosotros en la mente consumidora. Existen otras formas para identificarnos: la personal, denominativa, sonora, siendo los símbolos gráficas la forma más antigua y fácil de memorizar para la mente humana.

¿Cómo lo hace un diseñador de logos profesional?

Contar con un buen diseñador de logotipos es clave para construir la imagen de tu marca y considero que es una de las mejores inversiones que puedes hacer en comunicación de tu empresa.

El proceso creativo para diseñar un logotipo que da forma gráfica a la identidad de tu empresa no suele regirse por una metodología universal. Cada diseñador escoge su propio proceso y lo complementa con sus conocimientos de comunicación, culturales, experiencia y talento creativo personal para generar ideas.

Objetivo: Conquistar la mente consumidora para ser recordado

Entrar en la mente consumidora no es tarea fácil, requiere trabajar con mucho esfuerzo y tener en cuenta todos los ámbitos para los que fue creado. Dichos ámbitos los resumiría en tres:

Ámbito de la empresa.

La misión, la visión y los valores por los que se rige una empresa o producto, es esencial conocerlo para construir la identidad de tu Logo.

El mercado

La cultura de los mercados y motivaciones del público objetivo es un ámbito esencial que debería conocer la empresa para transmitir al diseñador gráfico responsable de hacer el logotipo. Las marcas se rigen en un contexto social, igual que las personas donde los criterios de selección se clasifican por grupos sectoriales, estéticos, por género, por tipos o estilo, entre otros.
Parecerte un a tus competidores no es una mala idea porque te asegura pertenecer a un grupo o sector empresarial y ser considerado como tal, pero si por lo contrario no somos lo suficientemente diferentes podemos pasar al montón, pasando inadvertidos, confundidos entre muchos.

Mente consumidora

Conocer aspectos del funcionamiento del cerebro es esencial para que un diseñador gráfico de logos. Los diseñadores conocemos aspectos básico de la teoría de la comunicación gráfica como pueden ser las formas geométricas simples. Un logo complejo jamas será recordado por la mayoría y un logo simple sí.

Os explicaré  tres conceptos básicos muy sencillos y fáciles de entender la estrategia del diseño gráfico de logos: simple, práctico y único.

¿Cómo tiene que ser un logo para ser recordado?

La mente consumidora es capaz de recordar infinidad de formas y gráficos de formas de manera que las podamos identificar cuando las veamos, pero tiene sus limitaciones. Os lo explicaré con un ejemplo.

En la siguiente imagen podéis ver dos formas, una es compleja y la otra es simple. Si las observas un rato y después dejas de mirarlas, te propongo que las dibujes en un papel. ¿Podrías recordar las dos formas?

En el ejercicio anterior te habrás dado cuenta de que la primera forma la has sabido definir en un papel sin problemas con un simple trazo pero en la segunda habrás experimentado que solo has memorizado el mismo concepto de un garabato sin sentido, sin concretar los detalles que lo hacen único y singular. Este efecto ocurre porque se trata de una forma compleja y difícil de memorizar, lo contrario cuando tratamos una forma basada en geometría simple.

Cuando hablamos de formas geométricas simples, podemos nombrar las cuatro formas más fáciles de memorizar para la mente humana. La primera sería el punto, no hay nada que al grabarse en la mente ocupe menos neuronas. La segunda forma sería un triángulo (tres puntos), la cuarta el cuadrado (4 puntos) y la circunferencia (infinitos puntos).

La simplicidad es clave cuando se trata del logo de una marca comercial. Entrará en la mente consumidora sin darnos cuenta, sin ser conscientes y haciendo que cada día sea más familiar para nosotros, aunque nunca hayamos comprado o utilizado nada relacionado con ese logo. Será cómo de la familia en muy poco tiempo. ¡Fijaos en los sponsors cuándo Messi chuta un penalti!

Práctico: Importancia de las técnicas de reproducción de un logotipo.

Para que un logotipo se considere práctico tiene que cumplir unos objetivos determinados. No nos sirve un logo bonito con efectos especiales futuristas si en el futuro no lo podemos representar con una sola tinta o en un simple sello de goma, la rotulación de una furgoneta o presumir con el propio polo típico de tu empresa. El logo se necesita para muchas cosas y tiene que adaptarse al medio sin problemas y sin perder identidad que lo define. Fijaos en el logo de la mítica Mtv o en el logo que acompaña este artículo, se pueden customizar pero conservando el diseño originial.

El logotipo debe ser legible a cualquier escala, siempre y cuando no sea tan pequeña como una mosca. Tiene que funcionar en un cualquier tinta, negra en positivo y blanco sobre negro, en color y resoluciones difíciles. El formato tiene que ser vectorizado para que lo pueda utilizar cualquier profesional de las artes gráficas. Si contratas un diseñador gráfico, experto en branding, o diseñador de logotipos asegúrate que te entrega los originales y el diseño soporta un amplio abanico de representación del logo. Seguramente en Behance encontrarás los mejores diseñadores, o habla con nomlogo.

Único: Destacando de la competencia.

Esta es la característica más importante para que un logo tenga éxito.

¿Para qué nos sirve grabar un logo comercial “del montón” en la mente consumidora?  La respuesta es sencilla, no nos servirá, ya que pasará desapercibido, el cerebro nos clasificará en un grupo de logos llamado:  zona de logos “del montón”.

Cuando contratamos un diseñador gráfico para la realización de nuestro logo/logotipo tenemos que estar seguros que trabajará en base un concepto, una historia, una idea…

El diseñador gráfico tiene que trabajar siguiendo un camino creativo único que nos garantice la originalidad del logo, en un mar plagado de coincidencias es la única forma que podemos garantizar la singularidad de un logo.

En Nomlogo hemos trabajado con muchos emprendedores que no han sorprendido con sus ideas, historias o dibujos creados desde la pasión, nos han servido para hacer los mejores logotipos que jamás hemos creado. Nos gusta trabajar los proyectos de nuestros clientes desde sus ideas, dibujos, historias y conceptos.

Por Alex Caravaca Ponce

Emprendedor y fundador de nomlogo.com. Me gusta la comunicación y el diseño de marcas, diseño páginas web con WordPress para negocios y los ayudo cómo consultor WordPress para que hagan bien sus estrategias web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *